¿Qué es la Mediación?

La Mediación es un proceso por el que una persona independiente e imparcial, ayuda a otros a comprender el origen de sus diferencias, a conocer sus causas y consecuencias, a confrontar sus visiones y puntos de vista y a encontrar soluciones para resolverlas, evitando en la medida de lo posible la judicialización del conflicto. El mediador intenta crear un espacio de respeto y   diálogo  entre las partes que les permita obtener una solución a sus problemas.  

            Ventajas de la mediación:

  • Es un procedimiento confidencial: dicha confidencialidad afecta a todas las partes que participen en la mediación incluido el mediador, por lo que lo manifestado y los documentos aportados a la misma no podrán ser utilizados en un procedimiento judicial.
  • Es un procedimiento voluntario, por lo que puede iniciarse, reanudarse o terminarse cuando las partes lo deseen, por lo que el mediador deberá intentar que exista una actitud positiva, de colaboración y respeto de las partes.  

En dicho procedimiento podrán tratarse todos aquellos temas que las partes deseen, incluso temas que no tendrían cabida en el ámbito judicial. Lo que permite adoptar soluciones personalizadas adaptadas a las necesidades de las partes en conflicto.

  • Las partes se encuentran en una posición de igualdad, ya que uno de los fines de la mediación es garantizar que todas las partes tengan las mismas posibilidades de participar y ser oídas, respetándose los distintos puntos de vista de cada uno.
  • Todo el procedimiento convierte a las partes en las protagonistas,  por lo que los acuerdos adoptados en la mediación además de ser personalizados, son más duraderos y suelen ser cumplidos y respetados por las partes, previniendo incluso conflictos futuros, ya que las soluciones no son impuestas por terceras personas, sino que son pactadas directa y voluntariamente por las partes en conflicto.
  • Es un procedimiento más ágil y económico que el procedimiento judicial..
  • Los acuerdos adoptados en el procedimiento de mediación son vinculantes para las partes, pueden ser elevados a escritura pública u homologados en un procedimiento judicial ya iniciado y en caso de incumplimiento, pueden ser ejecutados judicialmente.
  • Paraliza los plazos de prescripción y caducidad.  

Las sesiones de mediación pueden celebrarse de forma conjunta, con la asistencia de todas las partes en conflicto, o pueden celebrarse sesiones individuales con cada una de las partes, en cuyo caso el mediador únicamente compartirá con el resto de los demás aquella información que el mediado le permita.

El procedimiento de mediación se desarrolla de la siguiente forma:

  • Se convoca a las partes en conflicto a una sesión informativa, para informarles acerca de las características de la mediación.
  • Si las partes desean someterse a mediación, a continuación u otro día, se celebra la sesión constitutiva, donde se levantará acta para indicar a las partes, el objeto del conflicto, el coste, la forma  en que se va a regir la mediación y la declaración de aceptación voluntaria de la mediación.
  • En las distintas sesiones, con la ayuda del mediador, las partes intentarán fijar el problema o problemas existentes con el fin de buscar soluciones  y conseguir adoptar acuerdos que satisfagan a todos.

Dependiendo de la complejidad del tema,  la mediación se desarrollará con uno o dos mediadores.

Contacto

  • C/. Fernán González, 37, 1ºB, Madrid
  • 91 504 00 08/16
  • raul.gamez@gamezydominguez.com
  • gloria.dominguez@gamezydominguez.com

Gámez&Domínguez

Abogados - Administración de fincas

Sobre Gámez&Domínguez

Somos un despacho profesional con más de veinte cinco años de experiencia y altamente cualificado y especializado. Nuestro Despacho Se estructura en tres ámbit6os diferenciados y a su vez correlacionados, que permiten una asesoría integral y personalizada atendiendo a las características de nuestros clientes

2016 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos